El tie-dye  se hizo popular a finales de la década de los 60’s y comienzos de los 70s como una parte de el estilo que marcaba el movimiento hippie.

 

¿Quieres  lograr un pantalón tie-dye de forma casera? Únicamente necesitarás unas cintas elásticas,  guantes de goma y un cubo. Una vez lo tengas todo, sigue estos sencillos pasos:

  1. Llena el cubo de agua fría y deja los pantalones en su interior hasta que se empapen bien.
  2. Ata algunas partes de tus pantalones con las cintas de goma. No hay una forma correcta de hacerlo, únicamente debes saber que allí donde pongas la cinta, es donde quedarán las zonas mas oscuras.
  3. Llena el cubo con agua y añade lejía. Introduce los pantalones en el cubo aproximadamente dos horas. Controla el color y cuando este sea el que deseas sácalos del cubo.
  4. Quita las gomas y lávalos con agua fría.

Y LISTO!! bye chicas!

 

Anuncios